Barcelona se lleva una importante victoria de visita, Arturo Vidal titular y el fantasma de la Messidependencia.

251720_1_5c717de929b1e

Imagen:

23 febrero, 2019

Por: Bruno Adriazola.

Por la jornada 25 de la La Liga, el Ramón Sánchez Pizjuán fue escenario de la victoria del Barcelona frente al Sevilla. Fue un cambiante partido que finalmente quedó 4-2 para el conjunto blaugrana, con un Messi determinante que se llevó la pelota luego de sus tres goles.

Luego de ser suplente por los octavos de Champios League, Arturo Vidal comenzó desde el arranque en el juego de liga. El volante nacional tuvo excelentes intervenciones a la hora del retroceso, interceptando remates y despejando con la cabeza una serie de centros por parte del Sevilla. En labores ofensivas estuvo poco fino, salvo un testazo que no inquieto al portero andaluz.

El encuentro tuvo un inicio marcado por los precisos contragolpes del equipo local, que con un 4-4-2 se agrupó en el área y explotaba en velocidad en busca del gol. De esta forma llegó el primer tanto del partido, obra de Jesús Navas. Minutos después, Messi con una volea endemoniada puso el empate momentáneo. Pero fue al 42′, cuando Mercado ayudado por una desordenada defensa inclinó a su equipo en el marcador, para irse al descanso 2-1 a favor del equipo vestido de blanco.

La segunda mitad, se la llevó el argentino. En sus pies estuvo la desenlace del partido, Lionel marcó dos golazos y una asistencia a Suárez para decretar el 4-2 final.

Otra vez más aparece la temida Messidependecia, que en partidos así parece solucionar las cosas y alejar los problemas. Pero si el 10 no anda fino, Barcelona puede perder fácilmente en partidos decisivos de Champions, enfrentando a rivales como Liverpool, Bayern o Juventus. Veremos si Valverde lográ superar la situación y poner al equipo sobre la figura argentina.

Share Button

Categoria: Chilenos por el mundo , Internacional , La Liga , Liga España

Déjanos tu comentario
Auspiciadores